PUNTODEPAPEL // ENTREVISTA

¿Cómo definiríais el proyecto Puntodepapel?

Puntodepapel es un proyecto interdisciplinar que aúna arte, matemáticas y literatura. Teniendo como referencia estas tres áreas, desarrollamos el trabajo en forma de álbumes ilustrados, libros de artista, exposiciones y talleres educativos. Éstos últimos parten siempre de los libros que realizamos.

¿Quiénes formáis el equipo? ¿Qué aporta cada uno?

Actualmente somos cuatro personas. Todos hemos publicado libros y participamos en cada uno los proyectos, aunque lo hagamos de diferente manera. María Teresa Navarro trabaja como orientadora educativa y colabora principalmente en los aspectos educativos. Teresa Navarro produce muchos de los libros publicados y asesora en el resto de proyectos gracias a su experiencia como maestra durante 27 años. Francisco Cuéllar se encarga en mayor medida de la parte audiovisual y gráfica y yo (Verónica Navarro) me encargo de dirigir el proyecto a parte de producir obra y gestionar los recursos.

¿Cómo nació la idea de crear una editorial para niños, donde unís conceptos tan dispares como matemáticas, arte…?

Nace de una forma de entender el mundo y la educación, donde el juego siempre ha sido el protagonista que ha permitido explorar el mundo. Yo nací en una casa donde siempre se ha hablado de educación, donde el arte y la ciencia era un juego, donde siempre se contaban historias. Fruto de esas vivencias y de un cúmulo de experiencias profesionales surgen una serie de materiales (álbumes ilustrados) que se ve la necesidad de publicar. A raíz de la primera publicación “La rebelión de las formas” de Teresa Navarro, el proyecto fue definiéndose y creando otros modos de actuación que consideramos enriquecía a éste (libros de artista, talleres educativos y exposiciones).

Pensamos que las matemáticas están presentes en nuestro entorno y tienen una estrecha conexión con el arte, con la música, la literatura… Por otra parte, la educación globalizada conecta principalmente con la forma de percibir el mundo en edades tempranas.

La didáctica es fundamental en vuestro trabajo, algo que también nos preocupa en No disparen, ¿Cómo creéis que está hoy en día la didáctica del arte en museos, galerías etc? ¿Y en las escuelas?

Los museos trabajan en nuevas formas de acercamiento del espectador al arte, siendo conscientes de la importancia de hacerlo desde la infancia y entendiendo las dificultades de las primeras experiencias, puesto que condicionarán actitudes posteriores.

Hay una diferencia entre la Educación Secundaria, donde existe la especialidad de dibujo y la educación plástica está presente en alguno de los cursos iniciales y posteriormente en algunos itinerarios académicos y la Educación Primaria, donde existe el área de educación artística que incluye música y plástica, en ocasiones impartida incluso por profesores diferentes pero existiendo sólo el maestro especialista de música. Por lo tanto ni Educación Infantil ni en Educación Primaria, se cuenta con especialistas que puedan desarrollar de forma eficiente la creatividad y conozcan el mundo de las imágenes en el que están inmersos.

A todo esto hay que añadir la merma que va a suponer para la educación artística el desarrollo y progresiva implantación de la nueva ley de educación (LOMCE), en el número de horas, los cursos y los itinerarios académicos.

Todo ello demuestra el escaso valor concedido al papel del arte, fundamental entre otros, para desarrollar la creatividad y en consecuencia el avance de la ciencia.

En vuestra editorial trabajáis también con libros de artista, tenéis joyitas como los creados por Verónica Navarro ¿Cómo está en estos momentos la situación de los libros de artistas?

Aunque los libros de artista convivían con obras artísticas diversas, Art Libris (Barcelona) fue la primera feria de libros de artista en nuestro país, seguida por Masquelibros (Madrid). Actualmente encontramos intentos de darlo a conocer, como lo muestra el hecho de las distintas ferias que van surgiendo en toda la geografía española. En cuanto a los libros de artista y la sociedad, es un tipo de obra poco conocida en nuestro país, quizá por esa escasa visibilidad que durante tanto tiempo ha tenido.

¿Cómo seleccionáis a los artistas con los que trabajáis?

Puntodepapel no trabaja con artistas ajenos a este proyecto, por una sencilla razón, somos una pequeña empresa en la que los propios participantes generamos el producto, lo trabajamos en forma de talleres o exposiciones y lo distribuimos. Actualmente no podemos asumir los costes que conllevaría publicar el trabajo de otros artistas, aunque no estamos cerramos a posibles colaboraciones o publicaciones en un futuro.

¿Qué sorpresas nos tenéis preparadas para Donostiartean?

Puesto que es la primera vez que participamos en una feria en San Sebastián, además de las obras hechas con anterioridad, en Donostiartean tenemos preparado llevar nuevas publicaciones realizadas por varios de los miembros del proyecto y un libro de artista que he realizado y he llamado “Correo ordinario“, todos ellos están recién sacados del horno.

Además de facebook, y web podéis comprar y consultar sus puntos de venta en su tienda online