CHUCHERÍAS DE ARTE // ENTREVISTA

¿Cómo surgió el nombre de Chucherías de arte?

Cuando comencé con las chapas de autor el proyecto se denominaba Círculo Vicioso, a medida que la chapa fue dando paso a los librinos, asistí a la primera edición de Masquelibros, feria internacional de libros de artistas, y los compradores se sentían gratamente sorprendidos por los precios tan económicos de los librinos frente al valor del resto de ediciones presentes, los librinos eran unas chucherías desde la perspectiva económica. Cuando decidí incorporar otros trabajos en los que la chapa ya no aparecía (como los VisualBox) el proyecto pasó a denominarse Chucherías de Arte, su precio, su pequeñez, dentro del mundo del arte, las hacen sentirse más cómodas en quioscos que en tiendas glamurosas.

¿Quiénes lo formáis?

El proyecto es total responsabilidad mía y, excepto los estuches rígidos forrados con tela, todo lo fabrico yo de manera semiartesanal.

Nos ha parecido muy divertida la idea de Librinos con Chapa ¿Cómo se os ocurrió?

Inicialmente, Círculo Vicioso nació para editar obra gráfica en el soporte chapa, a medida que me introduje en el mundo de la ilustración, creció mi interés por el trabajo de los diferentes colaboradores y el deseo de difundir sus trabajos motivó la búsqueda de un soporte, que acompañando a la chapa, pudiera mostrar el trabajo de los autores de manera un poco más extensa. La investigación me llevó al Librino actual. Primero ensobrado y posteriormente presentado en caja de cartulina. Recientemente he incorporado la opción del estuche de lujo, un estuche rígido de cartón forrado con tela, que los convierte en edición de lujo.

En vuestra editorial se puede comprar también Visual Box, kits de coleccionismo de arte que contiene pequeñas colecciones de fotografías originales, ¿cómo veis el coleccionismo de arte actualmente?

Creo que, como todo actualmente, se está redefiniendo. El público posee una información ingente y es muy grande la cantidad de artistas que surgen día tras día, así como crece el público decidido a disfrutar con el arte de todos ello. Pero la compra de arte no es ya un hecho que marque estatus o tenga otras consideraciones, que también, hoy el público sabe mucho más de arte y lo disfruta de múltiples maneras, valora por encima de todo el disfrute con el discurso visual o estético que la propiedad de la pieza. Hoy se coleccionan referencias, señas que definen o identifican al espectador frente a los suyos, enlaces que te llevan a ciertos modos de emocionarse con el ensimismamiento. Resurge poderosamente el estilo hortelano, millones de artistas trabajando incansablemente en talleres perdidos y trapicheando personalmente para poder sobrevivir haciendo lo que les gusta, colocando piezas a los amigos y a los amigos de los amigos. El galerista, el profesional del coleccionismo es una élite que maneja otros hilos de otro mercado que tiene otros fines que también se están cuestionando.

¿Cómo y cuando nace el proyecto de La salita ambulante? ¿Qué artistas colaboran con él?

Si el Librino con chapa fue la extensión lógica de la chapa para ampliar el conocimiento del trabajo de un autor, La salita ambulante es la ampliación de ese deseo por enseñar obra, al mismo tiempo que le da al Librino con chapa otra dimensión, otra utilidad convirtiéndolo en catálogo de la exposición en curso, el elemento tangible que te permite llevarte a casa la referencia de lo que has visto en La salita ambulante.

No hay una fecha determinada de nacimiento, surgió lentamente, paso a paso, y sigue creciendo de la misma forma, adaptándose a las necesidades de la vida ambulante del editor convertido también en comisario que va de feria en feria difundiendo sueños, ofreciendo chucherías para degustar el arte.

De manera natural los artistas que exponen en La salita son los propios autores colaboradores de la editorial, hemos iniciado la programación con el trabajo de Pep Carrió: Sólo el que ama está solo y poco a poco iremos montando muestras de los demás.

Participáis en esta primera edición de Donostiartean ¿Cuál creéis que es el papel que desempeñan estas ferias?

Las ferias tienen el papel bien definido: difusión del arte en base a criterios de mercado, las diferencian los tipos de contenidos y el público destinatario o viceversa. Es la primera vez que voy a participar en una feria de arte “convencional”, es un camino que me interesa probar para conocer la respuesta de este tipo de público.

Y ya para terminar, ¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?

Además de seguir publicando, buscar espacios y públicos en los que difundir y vender las chucherías, solo el conocimiento de su existencia harán sobrevivir al proyecto y poder seguir desarrollando iniciativas.

Además de en su web, los podéis encontrar en estos puntos de venta, y también en facebook

Anuncios