Francesca Woodman

francesca woodman (10)

“Mi vida en este punto es como un sedimento muy viejo en una taza de café y preferiría morir joven dejando varias realizaciones… en vez de ir borrando atropelladamente todas estas cosas delicadas…”

Francesca Woodman escribía estas palabras a un amigo antes de su prematura muerte, quizá una señal de lo que ocurriría el 19 de enero de 1981, día en que Francesca Woodman se suicidó, con tan solo 22 años saltó por una ventana. Este dato es de los pocos que se conocen sobre la biografía de esta interesante fotógrafa americana, considerada por muchos una artista de culto.

Su afición por la fotografía comenzó muy pronto, con tan solo trece años realizó su primer autorretrato, sin embargo Francesca Woodman es de esas artistas que su obra no tuvo una gran difusión en un primer momento, en vida sólo participó en una exposición colectiva, su primera exposición importante fue en el año 1986, cinco años después de su muerte.

En sus fotografías el cuerpo es el tema principal, tiene un estilo muy definido, fotografías en blanco y negro, en las que el autorretrato surge de una manera natural como análisis y búsqueda del yo, casi nunca enseña el rostro, sus imágenes retratan su cuerpo en la mayoría de las ocasiones desnudo que parece mimetizarse con los elementos llegando en ocasiones a dificultar el visionado del propio cuerpo, que está representado de forma difusa o diluido entre las ruinas. Sus fotografías están localizadas en antiguas casas en ruinas, con un aire victoriano, estancias vacías o en bosques, estas localizaciones proporcionan a su obra una sensación de inquietud, de fragilidad, incluso una especie de olvido. La artista realiza autorretratos pero no desde un punto de vista narcisista sino con carácter autobiográfico.

Francesca Woodman estudió en la escuela de Bellas artes de Rhode Island, en esa época pasó  un periodo de estudios en Roma (1977- 1978), esta estancia marcó en cierto modo su arte, ya que parece que allí pudo estudiar más de cerca a los futuristas y surrealistas y muchos estudiosos ven en su obra un marcado carácter surrealista.

Poco sabemos de la breve vida de esta genial artista, pocos datos excepto los académicos y su trágico final, lo que si tenemos claro al ver su obra es su gran talento para la fotografía y la gran expectación que causan sus exposiciones. Francesca Woodman en su breve vida creó una prolífica obra, después de su muerte su obra fue gestionada a cuenta gotas por sus padres que posen un archivo de más de 800 imágenes de las que apenas conocemos unas 120 y que esperamos que poco a poco vayan saliendo a la luz para poder disfrutar de sus fantásticas imágenes y su inquietante atmósfera que nunca deja indiferente.

Más información:
Francesca Woodman aparecida y desaparecida, en elpais.com
Francesca Woodman: retratos de una artista suicida, en vanitatis.com
Artículo en lafabrica.com

Galería:

Anuncios