Maite Ortega // Entrevista

maite ortega (5)

¿Cuándo supiste que querías dedicarte al mundo del arte?
Desde niña me ha gustado mucho dibujar, pintar y crear todo tipo de objetos. Aunque en el instituto empecé por la rama de ciencias, me di cuenta de que lo que me gustaba de verdad era el arte y quería dedicarme a ello, entonces hice bachillerato artístico y después estudié Bellas Artes.

 

Trabajas fundamentalmente con collages, bordados… ¿cómo elegiste este tipo de técnicas? ¿Qué simbolizan para ti?
Aunque en la carrera me especialicé en dibujo, siempre me ha gustado experimentar con diferentes materiales, ya que creo que es muy enriquecedor mezclar unas técnicas con otras. En realidad la mezcla de materiales ya es en sí un collage, aunque no lo hiciese premeditado, y así fue un poco como empecé, cosiendo en papeles u otros materiales para ver qué resultados tenía.
Me especialicé más en el bordado porque me parece que es una técnica súper bonita y llena de matices, pero que se considera o se consideraba algo decorativo de otras épocas, y no se le daba el valor que tiene. Con respecto al collage, me gusta enfrentarme a materiales antiguos y poder darles otras vidas, reutilizarlos creando nuevas imágenes que muestren la magia que contienen.
Además la unión del hilo y el papel es a la vez tan frágil y tan potente que me interesa muchísimo explorarla.

 

En tu trabajo tienen mucha importancia los elementos encontrados, fotografías sacadas de mercadillos, etc. ¿Cómo es tu proceso de trabajo?
Como decía anteriormente, me encanta buscar qué nuevas formas se puede dar a esos elementos encontrados, cómo pueden volver a brillar. Suelo trabajar con libros, fotografías de mercadillos que compro o me regalan, y con objetos que voy encontrando, y me dejo llevar por cada uno de ellos.
A veces si tengo una idea en concreto voy buscando cuáles son los que mejor pueden adaptarse al proyecto, y otras veces son los objetos los que me marcan el camino para empezar a intervenirlos. En realidad mi proceso de trabajo es muy intuitivo, no sigo unas normas concretas.

maite ortega (8)

 

Protección animal  es una serie en la que utilizas animales para proteger a los niños, dices en tu web que sacaste la idea de un libro sobre art folk chino, ¿puedes explicarnos un poco más en qué consiste esta protección y por qué la elección de esos animales?
Exacto, la idea me surgió a partir de un libro de arte folk chino en el que había muchas expresiones artísticas diferentes e interesantísimas. Pero me llamó mucho la atención un collar de un tigre bordado en colores muy llamativos, y empecé a leer y ver otras prendas de vestir, zapatos con rasgos de ratoncillos, un collar con un precioso dragón… Y es que las mamás creaban estas prendas y bordaban en ellas diferentes animales para así proteger a sus niños de los malos espíritus.
Así que me di cuenta de que yo tenía muchas fotografías antiguas de niños anónimos que habían sido abandonadas, que estaban tiradas en un mercadillo sin ninguna protección, y empecé bordando el retrato de un niño con la protección de un tigre. A partir de éste continué analizando cada fotografía para intentar reconocer el animal que protegía a cada niño, y así bordarlo para protegerlo.

 

La  serie Héroes de lo cotidiano está formada por fotografías antiguas que habían caído en el olvido de alguna manera e intentas rescatarlas, ¿de dónde proviene el título?

El título ‘Héroes de lo cotidiano’ proviene del libro ‘En la belleza ajena’, del polaco Adam Zagajewski. Es un libro que me recomendaron, en el que el autor recoge diferentes recuerdos, impresiones, es casi como un libro de memorias. Y mientras lo leía me llamó mucho la atención un fragmento en el que habla de sus familiares:

“Algunas veces pienso que mis modestos tíos y mis humildes tías, aunque no escribieran libros ni pintaran cuadros, no obstante eran de una manera muda y conmovedora héroes de lo cotidiano. No los tocaron las maldiciones de nuestra época: no conocieron ni un gramo de fanatismo, no los atrajo ni el fascismo ni, menos aún, el nazismo, permanecieron hostilmente indiferentes al comunismo. Se salvaron de las persecuciones del periodo de ocupación y del estalinismo; eran prudentes, experimentados oyentes de audiciones radiofónicas, consumados lectores de periódicos; nunca concedían crédito a la primera capa del texto, llevaban a cabo una penetrante hermenéutica de los artículos poéticos. Sabían de la existencia de pequeños reductos de vida que habían quedado relativamente libres, y que había que cuidar.

Vivían pobremente, pero no en la miseria. No realizaban viajes largos; ir a Zakopane o a la costa era un acontecimiento señalado, que se preparaba con mucha antelación. Vestían camisas limpias, aunque, más de una vez, por debajo del suéter de lana podía asomar el cuello de la camisa roído por un uso demasiado devoto o la mitad de un botón.

Los ocupaba la vida diaria; más bien, la defensa de la vida cotidiana de los ataques del fanatismo encarnado en rutina histórica. De acuerdo, no eran pensadores, ni artistas, ni ofrecían al mundo nada radicalmente nuevo; eran pobres por naturaleza, sólo se ocupaban de defender a sus familias, estaban empujados a una profunda defensiva.”

Me pareció muy bonito este fragmento, y pensé que los protagonistas de esas fotografías antiguas que yo había recogido podían ser como los familiares de este escritor. Los convertía entonces así en mi nueva familia, y cada uno tenía nuevas cualidades que lo diferenciaban, se convertían en héroes de lo cotidiano.

maite ortega (3)

La memoria, la familia, el olvido… ¿qué temas dirías que están más presentes en tu obra? ¿Por qué la elección de dichos temas?
Sí es cierto que todos estos temas están muy presentes, al igual que la nostalgia, los recuerdos… Pero como he comentado anteriormente, mi trabajo es muy intuitivo y las elecciones no suelen ser premeditadas, me dejo llevar por lo que me transmiten los objetos.
Creo que toda mi obra tiene la intención de recuperar esos elementos olvidados, de mostrar lo bonito que sigue estando presente en todos esos objetos antiguos que alguna vez fueron importantes para alguien por cualquier razón, y quiero que sigan siéndolo a pesar de que pase el tiempo. Podría ser una especie de responsabilidad de que no caigan en el olvido.

 

A veces utilizas libros para inspirarte ¿Cuáles son tus autores favoritos? ¿De qué manera es la lectura importante en tu trabajo?
La verdad es que no tengo unos favoritos, me gusta que me recomienden libros que igual sus autores no son muy conocidos y descubrir detalles, pequeñas joyitas. Aunque también está claro que los grandes aportaron y aportan mucho. Pero si tengo que decir algún nombre por ejemplo sería Alejandra Pizarnik, me parece que su obra es muy sensible y directa.

Aunque me gustaría leer más de lo que puedo, la lectura tiene un papel muy importante en mi trabajo. Me gusta señalar frases en los libros que leo, son como pequeñas semillas que después pueden crecer y servirme de base para nuevos proyectos, o que completan ideas que tenía difusas.

 

En tu web dices que trabajas con música, ¿qué música te inspira?
Siempre trabajo con música, es muy necesaria en mi día a día. Depende de cada momento, de mi estado de ánimo o del proyecto con el que vaya a trabajar, cada uno tiene un tipo de música adecuada…
Escucho muchos tipos, aunque intento evitar lo demasiado comercial. Puedo trabajar con folk, rock, algo más psicodélico, o por ejemplo me gusta mucho el post-rock.
Creo que desde fuera puede ser muy curioso verme bordar con ciertos tipos de música que para nada están asociados a “las labores” (aunque no es una de las más extremas, me podéis imaginar bordando flores con ‘Friend of the Night’, de Mogwai).

 

¿Qué artistas son tus referentes en cuanto al collage?
Hay muchísimos artistas de collage que me encantan, y además pienso que es una de las técnicas más abiertas y diversas, el universo de cada uno es completamente diferente al del otro.
Me encanta el trabajo de Hannah Höch, o por ejemplo el trabajo de Louise Bourgeois o Kiki Smith, aunque su obra no sea collage de papel con papel, me parece muy interesante la unión de elementos.
Y en cuanto a collage contemporáneo, por supuesto mis compañeros de la Sociedad de Collage de Madrid, todos diferentes pero con obras preciosas de mucha calidad.

 

maite ortega (4)
Y por último, ¿en qué proyectos estás trabajando ahora?
Ahora mismo llevo en marcha proyectos muy diferentes, y bastantes además.
Sigo con mis series de collages de canciones, tanto la de temas que elijo yo, como la de propuestas de canciones de la gente; y también continúo con la serie ‘Protección Vegetal’ de fotografías antiguas de mujeres protegidas por la naturaleza a través del bordado.
Estoy en varios proyectos de colaboración, con un fotógrafo, con un diseñador, y otro con un amigo artista y tatuador. En este último vamos a mezclar nuestros estilos bastante diferentes pero con puntos en común, e incluso vamos a intentar hacer intervenciones de gran formato… Todo está en proceso pero estoy muy ilusionada y con muchas ganas de poder ir viendo resultados. Además tenemos varias actividades y talleres planteados con la Sociedad de Collage de Madrid.

Web de Maite Ortega

Galería