Entrevista al equipo del Festival Asalto

EquipoAsalto foto-Brazo de Hierro

¿Cómo surge el Festival Asalto?

Se podría decir que Festival Asalto es un spin off de un gran festival de arte contemporáneo que se retomó en Zaragoza en el año 2004 llamado En la Frontera en el que parte de la actual organización realizamos un mural colectivo con artistas que por entonces trabajaban el stencil.

Tras esta iniciativa, el propio departamento de cultura de la ciudad de Zaragoza nos “retó” a crear algo un poco más ambicioso para las siguientes ediciones. Tres años después, en el Tercer Asalto, nuestro proyecto ya era suficientemente consistente como para tener una entidad de festival propia.

 

¿De dónde viene su nombre?

Surgió, un poco, de casualidad. Sabíamos que queríamos realizar un festival con numerosas ediciones (¿y quién no?), y que cada una fuera diferente. También sabíamos que, sobre todo al principio, íbamos a tener ciertas complicaciones ya que nuestra intención era “asaltar” la ciudad… Así que optamos por este doble juego un tanto pugilístico. Cada año… un nuevo Asalto. ¡Y así, hasta el K.O!

 

¿Quienes formáis este festival?

Desde el inicio, en 2005, somos cuatro personas (Isabel Tris, Luis García, Sergio Beltrán y Alfredo Martínez) las encargadas de absolutamente todo. Gráfica, producción, logística… Pero Asalto cada año crece un poquito más y en las últimas ediciones ya hemos empezado a contar con staff para las visitas, para el Headquarters, voluntarios con artistas… Aun así Festival Asalto sigue siendo un Festival con un concepto muy familiar. Algo que se transmite rápidamente a los artistas invitados y que genera un ambiente único con diferencia a otros eventos o festivales de Arte urbano.

Asalto Fair

Este año es vuestro décimo aniversario ¿Cómo ha ido evolucionando el festival con los años?

Como digo, el festival crece y evoluciona año tras año. Cada Asalto tiene algo nuevo o diferente con el anterior. Cuando apostamos por alguna fórmula diferente y vemos que funciona, siempre la intentamos replicar con alguna variación en las siguientes ediciones. Y claro ¡son muchas cosas las que funcionan! así que cada año ofrecemos más contenido, si puede ser, gratuito y participativo.

Festival Asalto es un proyecto de ciudad, y por eso son los ciudadanos quienes tienen que disfrutarlo.

 

¿Al estar de aniversario habrá algún evento, alguna sorpresa especial?

Si, ¡pero son sorpresas!

En general, este año hemos sido bastante ambiciosos, sobre todo por demanda popular. Todo el mundo esperaba del Décimo Asalto algo muy especial y la verdad es que los artistas no nos han decepcionado. La respuesta ha sido genial. Traemos a casi 40 artistas para intervenir en un montón de formatos diferentes y todos querían participar en esta edición tan particular.

 

En vuestra presentación se puede leer “trabajamos bajo un mismo objetivo que es dotar al arte urbano del papel que se merece, libre y de calidad. Es decir, el arte urbano como base para el cambio y la mejora”. ¿Que creéis que hace falta para que el arte urbano tenga un lugar reconocido, el lugar que se merece?

Creemos que el Arte urbano ya está más que reconocido. De hecho… posiblemente fagocitado por cierto mercado. Nosotros defendemos el arte público. Arte horizontal, creado en la calle y para que lo disfrute la calle. En muchas de nuestras intervenciones buscamos recuperar espacios olvidados, abandonados y/o degradados para darles segundas y terceras oportunidades mediante el arte o los procesos colectivos, y hasta la fecha esto ha funcionado. Estamos realmente orgullosos de haber recuperado para la ciudad espacios que ahora pueden disfrutar numerosos colectivos de manera pública.

Albert Gallego Rabert

 

Este año tenéis un montón de artistas reconocidos tanto nacionales como internacionales, como es la labor de selección de estos artistas, cuál es el criterio?

Muchos de ellos nos escriben a lo largo del año, pues entre el circuito de artistas el Festival es bastante conocido y valorado. En otros casos nosotros apostamos por artistas, tanto “consagrados” como incipientes. Pero en cualquier caso, por encima de la calidad de la obra o del artista, estudiamos su idoneidad con el entorno y el espacio; con la pared o lugar en el que va a intervenir. Esto es fundamental, no queremos “super estrellas” que llegan, dejan su obra sin preguntar y se largan. Esto nos parece extremadamente superficial y tendencioso.

Además, los artistas que intervienen este año en la exposición indoor son viejos conocidos (y amigos). Todos ellos – y ellas – han participado con anterioridad en alguna edición del Asalto.

 

¿Cómo animaríais a la gente que nunca ha asistido para que vayan a veros?

El Festival Asalto tiene un formato un tanto peculiar, puedes estar en pleno festival un día y tener la sensación de que no está pasando nada, y al día siguiente ver que hay una agenda de actividades enorme. Pero lo realmente rico del Festival es la interactuación directa con los artistas: verlos pintar, conversar con ellos en las diferentes charlas que ofrecemos…

El valor de visitar Zaragoza con o sin Asalto son los más de 70 muros que quedarán tras diez asaltos para visitar a lo largo del casco antiguo y algunos barrios más. ¡Tenemos un auténtico museo de Arte al aire libre!

VISITAS GUIADAS

 

Dentro de las actividades del festival, realizáis talleres, visitas guiadas… entiendo que para vosotros es fundamental involucrar al público, ¿Qué importancia le dais a la didáctica? ¿creéis que es importante para que el público valore este tipo de arte?

Nos hemos dado cuenta de que es fundamental. La gente demanda saber. Necesitan saber por qué se ha pintado determinada pared, por qué el artista ha decidido pintar lo que ha pintado, cuál es la historia que hay detrás. En este momento, esa obra mural ya les pertenece y la asimilan como propia, es un valor intangible.

Por otro lado, también realizamos, fuera de la fechas del Festival, visitas didácticas a colegios para contarles qué es eso que ven a veces por las calles, de colores y prácticamente ilegible. De dónde viene y cuál es su potencial para una ciudad. Tras la charla ¡todos quieren ser graffiteros y graffiteras!

 

El año pasado creasteis Asalto Fair, este año volveréis a repetir ¿Creéis que es necesario más ferias de este tipo? Actualmente proliferan ferias de fotografía etc. pero no hay tantas de arte urbano

Si, podríamos decir que el año pasado fue un éxito. El publico asistió si saber lo que se encontrarían y hubo bastantes ventas. Este año, ampliamos la oferta y esperamos que la gente venga preparada a adquirir obra.

Desde el punto de vista de nuestra ciudad es interesante. Zaragoza es una ciudad grande, pero obviamente, no somos ni Barcelona ni Madrid, por lo que el acceso a determinadas piezas es más limitada. También hay que tener en cuenta que el concepto del Fair es de un flea market, por lo que hay de todo… pero en general hay obra bastante asequible y esto es bueno para que la gente se anime al “micro coleccionismo”.

Festival Asalto