Tarsila do Amaral

tarsila do amaral (7)

En una etapa tan prolífica como las vanguardias… ¿Qué ocurría con las mujeres artistas? ¿Por que la mayoría de los nombres que conocemos pertenecen a artistas masculinos? Estos días vamos a hablar de dos artistas, muy diferentes en su vida y en su arte, pero que fueron fundamentales en el arte de vanguardias.

La primera de ellas es Tarsila do Amaral. Tiene un papel primordial en la historia del arte, además de una vida apasionante digna de cualquier buen libro o película.

Tarsila nació en 1886, en Sao Paulo, hija de una rica familia, pasa sus años de infancia en la hacienda de sus padres, sus estudios se suceden primero en Brasil y después en diversas ciudades europeas entre las que se encuentra Barcelona, donde parece ser que pintó su primer cuadro, llamado Sagrado corazón de Jesús, cuando era una adolescente.

Pasa diferentes etapas de su vida en París, la más destacable es en la década de los años 20 donde entabla relación con las figuras más representativas de las vanguardias (André Lothe, Fernand Léger…) con los que pondrá en práctica sus magníficas dotes artísticas.

Si algo hay que destacar en la obra y en la vida de Társila do Amaral es la fusión de todos los estilos que rodeaban su obra. Por ejemplo, de sus etapas en París podemos destacar la influencia de estilos vanguardistas como el cubismo, que se aprecia en los volúmenes y espacios de sus obras, en el tratamiento de los cuerpos, etc. Todas estas características serán concentradas por la artista con el estilo de su país natal, colores atrevidos y brillantes, formas exuberantes, influencias de una especie de modernismo brasileño, estas ideas darán lugar a una de sus obras más representativas A Negra. En 1926 se realiza su primera exposición en París en donde se muestra esta obra.

Continuamente se traslada de París a Brasil, y de sus viajes a su país natal se puede apreciar cada vez con más constancia la influencia que éste causa en su obra, con más frecuencia aparecen paisajes  rurales y urbanos, fauna y flora típicos de Brasil, con temas y colores locales e incluso su folclore. Este tipo de obras van adquiriendo hacia finales de los años 20, un estilo más cercano al surrealismo, movimiento  que también tiene un gran peso en su arte, en el que empezaremos a ver reflejado el mundo de los sueños, las leyendas y tradiciones de Brasil, que junto con una estética primitivista nos acerca cada vez más al arte de Brasil.

Varios momentos marcan su obra, el primero de ellos  se da a principios de los años 20 cuando después de pasar una temporada en París regresa a Brasil y se rodea  de los intelectuales del grupo modernista. Creando entonces el grupo de los cinco, con diferentes artistas ya conocidos en Brasil como Anita Malfatti, Mario Andrade y sobre todo con Oswaldo De Andrade, con el que se casa en 1926 y con el que emprende otra de las etapas más importantes de su carrera, la que tiene que ver con el Manifiesto Antropofágico. Este manifiesto surge cuando Tarsila do Amaral pinta para su marido un cuadro que titula Abaporu, y él inspirado por la obra, crea el manifiesto que consiste en devorar las influencias que llegaban del exterior de Brasil, fusionándolo con las propias del país pero procesándolas y fusionándolas para crear un lenguaje nuevo sin dejar de lado la tradición de su pueblo.

Su obra pasa también ya en los años 30 por un estilo más social, esto también se debe, a como dijimos anteriormente su capacidad por absorber todas las influencias que le llegaban, y es que después del crac del 29 su familia pasa serios problemas económicos, que coinciden con su nueva relación con Osorio César. Con él viajará por la Unión Soviética, este viaje dará lugar a sus temas más sociales aunque será solo una etapa ya que finalmente volverá a su estilo onírico al que será fiel hasta su muerte en 1973.

Tarsila do Amaral es fundamental en la historia del arte porque como hemos visto a lo largo del texto, estudiar sus obras, con sus diferentes etapas es hacer un recorrido histórico artístico por la época de vanguardias. Viajamos de la mano de la artista por el modernismo, el cubismo, el surrealismo… y siempre dejando constancia de sus recuerdos y su infancia en Brasil.

Más información:
Web oficial
Tarsila do Amaral en la Fundación Juan March
Noticias sobre Tarsila do Amaral

Anuncios