Amanda McCavour

amanda mccavour (3)

Amanda McCavour es una joven artista canadiense que crea unas instalaciones muy especiales. Borda en una tela llamada solvy, que se disuelve en el agua. Cosiendo en ella repetidamente los bordados adquieren fuerza y se mantienen unidos aún desprovistos de esa base primaria. Esta tela le permite crear diferentes elementos con el hilo que sin ella serían imposibles. De esta manera sus bordados casi trascienden las dos dimensiones, crea escenografías imposibles en un bordado bidimensional sobre tela, y quedan suspendidos en el aire.

La artista reconoce ciertas influencias en el uso del hilo, en particular le gusta el trabajo de Dorie Millerson, Shi Jindian y Orly Cogan. Aunque destaca también la importancia de los elementos textiles en otros artistas contemporáneos como Althea Merback, Janet Echelman, Cal Lane, Joep Verhoeven y Margarita Cabrera.

Con las obras de McCavour sentimos la fragilidad de sus materiales, su vulnerabilidad, tenemos la sensación de que en cualquier momento podríamos desenredarlo y todo se caería al suelo, cuando no es así. En realidad es un trabajo resistente, que está cosido reiteradamente y que ya ha sobrevivido al proceso de disolución de su base.

Esta obsesión de Amanda McCavour con el hilo, surgió tras una clase de dibujo en la que reflexionaron sobre los tipos de líneas. Esto la llevó a experimentar con el hilo, pensó que sería interesante trabajar con este material como “línea tridimensional”, y con el uso de la tela que mencionamos al principio consigue que el hilo aproveche toda su tridimensionalidad, ya que sus bordados se convierten en instalaciones.

Los temas que trata muchas veces están relacionados con la infancia, representa elementos relacionados con manualidades o juegos infantiles, espirógrafos, garabatos, aviones de papel… Pero el tema que más le interesa a McCavour son los espacios, borda diferentes piezas como sillas, mesas o ventanas, y recrea lugares. La mayoría son interiores, inspirándose en espacios personales, que le traen recuerdos, en lo cual reconoce influencias de Do-Ho Suh.  Aunque en ocasiones son site-specific y se relacionan con la historia del espacio en el cual los monta.

También hay en su obra una cierta reflexión sobre el paso del tiempo, constantemente en sus obras se está recreando en el pasado, con esos interiores de sus recuerdos o los juegos infantiles. Ella misma reconoce en alguna entrevista que lo efímero de sus obras está siempre recordándole esa temporalidad.

Quizá sea difícil encontrar a una artista que encaje más en los estereotipos de género femenino que Amanda McCavour. Basa su obra en el bordado, una clásica labor femenina. Estéticamente, sus obras son dulces, amables, ligeras. Parecen delicadas, aunque como ya hemos dicho no lo sean tanto. Y en cuanto a su temática, nos lleva al mundo de la infancia y al interior de diferentes estancias, cosas tradicionalmente reservadas a la mujer.

Todos estos argumentos podrán ser razón para posicionarse ideológicamente a favor o en contra de su obra, pero lo que es indudable es que sus instalaciones son de una belleza enternecedora.

Más información:
Web de la artista
Entrevista en e-junkie.info
Entrevista en dontpaniconline.com
Artículo en designboom.com

Anuncios