Félix González-Torres

felix gonzalez torres (10)

Félix González-Torres es un artista íntimo y a la vez político. Nacido en Cuba en 1957, tras vivir en Madrid y Puerto Rico, termina instalándose en Nueva York en 1979. Ha sido siempre un artista muy comprometido, entre 1987 y 1991 formó parte del colectivo artístico Group Material que trabajaban en el activismo cultural.

Para sus primeras obras creaba listas con referencias a diferentes elementos históricos, sociales o culturales. En obras similares mezclaba fechas y eventos de diferentes personas. Gonzalez-Torres invita a reflexionar sobre la construcción de la memoria colectiva y personal. También hay listas con fotografías, como en Untitled (Death by gun) donde nos muestra las imágenes de todos los muertos por disparo en una semana en Estados Unidos.

El trabajo de Félix González-Torres está profundamente marcado por su vida personal, pero esto no hace que sus obras resulten egocéntricas o individualistas, ya que siempre nos hace reflexionar sobre temas sociopolíticos. Por ejemplo, González-Torres era homosexual y nunca lo escondió,  su pareja, Ross Laycock, murió a causa del SIDA, como años más tarde le ocurriría a él.

Es un artista de una gran sensibilidad, y sus piezas pueden parecer de lo más amable e inofensivo aunque nos esté hablando de temas políticos, o incluso de la muerte. Como en  una de sus obras más famosas Untitled (Portrait of Ross in L.A.),  una montaña de caramelos que  debe pesar lo mismo que Ross. El público es invitado a llevarse caramelos en su visita, de manera que simbólicamente alude a su desaparición. Con esta obra, González-Torres no sólo cuestionaba la idea de obra de arte inalcanzable, sino que además incidía en la participación del espectador como parte integrante en la obra de arte. Criticaba así el monumentalismo y falta de conexión real con el público de otros tipos de arte.

Esta obra es un perfecto ejemplo de cómo una pieza, en principio tan personal, tratando sobre la fragilidad de la vida y el duelo por una muerte, a su vez nos hace reflexionar sobre otro tipo de conceptos de la teoría del arte.

La participación del observador, el arte relacional, es una constante en su obra, como en los montones de papeles con datos o imágenes, en los que además cuestiona la idea de la obra de arte como algo único.

Otra de sus obras más populares fueron las 24 vallas publicitarias que González-Torres instaló en Nueva York con la imagen de su cama vacía, con el rastro de dos cuerpos ausentes, tras la muerte de su pareja. Es una obra de una belleza delicada que nos habla de temas tan duros como la muerte, el SIDA o el dolor por la pérdida de un ser querido.

Su arte, de formas efímeras y técnicamente sencillas nos muestra como no son necesarios grandes medios ni despliegues para tratar temas tan complejos y variados, desde el amor a la política, de la sexualidad a la museografía.

Más información:
Wikipedia
Moma.org
Guggenheim.org
Entrevista en bombsite.com
Post en Camila y el arte
Post en baul de lp’s

Galería:

 

Anuncios