Garry Winogrand

garry winogrand (7)

Winogrand es para muchos el pionero de la fotografía callejera, conocido como el príncipe de las calles. Su trabajo nos muestra un retrato de los norteamericanos, imágenes de la vida cotidiana, realizadas entre los años 60 y 70 en su gran mayoría.

“Podríamos decir que soy un estudiante de fotografía, y lo soy, pero lo que soy de verdad es un estudiante de los EEUU”

Su obra más conocida se centra en los años 60 en Manhattan, fotografías callejeras, en las que aparecían mujeres sobre todo, manifestaciones, animales en zoológicos… Winogrand retrató su época, a través de sus imágenes podemos hacernos a la idea de los cambios sociales que se estaban produciendo en esos momentos.

Una de sus series más famosas Las mujeres son hermosas muestra precisamente eso, mujeres que sonríen abiertamente, independientes, seguras de sí mismas, como él mismo decía: “cuando veo una mujer atractiva hago lo que mejor sé hacer, fotografiarla.” En un primer momento esta serie no tuvo mucho éxito, más tarde se convertiría en símbolo de los cambios sociales de los años 60, el movimiento feminista etc…

Para todos aquellos que quieran ver sus imágenes en persona podrán disfrutarlas hasta el 3 de mayo en la Fundación Mapfre. La exposición está dividida en tres bloques, la primera Bajando desde el Bronx imágenes desde 1950 hasta 1971 casi todas toma das en NY. La segunda parte Un estudio de Norteamérica, son imágenes de los mismos años, pero sobre sus viajes por el país. Y por último, Auge y crisis, imágenes sacadas entre 1970 y 1980, fotografías menos alegres ya que coinciden con un momento de enfermedad del artista.

Garry Winogrand fue un fotógrafo realmente prolífico, necesitaba sus imágenes como una forma de vida, le interesaba fotografiar, el acto en sí, sin embargo no estaba interesado por la impresión de sus imágenes. Tanto es así que Winogrand murió a los 56 años dejando más de 250.000 imágenes sin editar.

“A veces siento como si… el mundo fuera un lugar para el que he comprado una entrada. Un gran espectáculo, dirigido a mí, como si nada fuera a suceder a menos que yo estuviera allí con mi cámara”.

Asi son las imágenes de Winogrand, instantes de la vida de personas reales, que disfrutaron, vivieron y tambien sufrieron y que como el mismo artista decía, esas vidas ocurrian allí mismo, delante de su cámara. Ahora podemos disfrutar de esas fotografías, de sus vidas, o imaginarnos nosotros a través de sus imágenes como queremos completar la  historia de los retratados.

Más información:
Expo en Mapfre
Artículo en elcofidencial.com
Selección de artículos en elpais.com
Artículo en abc.es

Galería: