Nuria Ruibal // Entrevista

010

Entrevistamos hoy a Nuria Ruibal que en esta edición de Cuarto Público, ha recibido el Premio Concello de Santiago, presentando el proyecto “No importa el final”, y desde el día 7 de noviembre expone en Coruña “Los estados del alma”

¿Cómo empezaste en el mundo del arte?

Llevo unida a un lápiz desde que tengo uso de razón y fue mi abuela la que se dio cuenta, siendo muy pequeña, de que todos los dibujos que hacía tenían algo especial. Siempre iba acompañada de mi cuaderno de dibujo y mis colores. Para mí era algo básico y fundamental. Cuando tuve que decidir qué estudiar, me decanté por las Bellas Artes y, desde que terminé la carrera en el 2006, he aprovechado cada oportunidad del camino para tratar de dar visibilidad a mi trabajo.

Realizas delicados retratos con alfileres y lana ¿Cómo te decidiste por este tipo de materiales? ¿Qué significado tienen en tu obra?

Cuando estaba en 4º de carrera comencé a experimentar más con los materiales, con el dibujo y con nuevos soportes. Siempre busqué materiales accesibles y comunes que, quitándolos de su medio habitual, podrían decirnos algo más. Así, me encontré dibujando con lana sobre las paredes de la facultad. Al principio, usaba pegamento, lo cual era bastante engorroso. Así que busqué una solución más limpia y ligera, como era el alfiler. Todo ello acompañaba a un discurso que tenía que ver con el carácter efímero del ser humano (porque se trataba de obras temporales), con esa realidad punzante que nos atenaza (alfiler) y con un inmenso lienzo en blanco donde contar estas historias (la pared). Suelo usar casi siempre lana negra porque le confiere cierto carácter narrativo y le da una estética visual que nos remite al recuerdo, a la memoria. En las piezas con lana, casi todas de la serie Relatos Incompletos, se juega con ese hilo anudado de lana que sale del dibujo, para hablarnos de esas historias que aún nos quedan por contar, por vivir, y que definen y conforman nuestro carácter. Más tarde, simplificaría estas piezas al uso exclusivo de alfileres, creando arquitecturas efímeras del ser humano.

Tus retratos parten de fotografías que haces previamente ¿Cómo es este proceso creativo?

En el caso de los trabajos con lana, intento que la persona retratada no mire a cámara directamente, que aparezca en una posición que me dé pie a crear esa narrativa que intento mostrar. En el caso de los retratos de alfileres siempre he intentado captar muecas o gestos muy personales.

En tus fotografías retratas a personas cercanas a ti, utilizas objetos cotidianos descontextualizados… ¿qué importancia tiene para ti el día, la cotidianidad, los sentimientos escondidos en tus obras?

Siempre he retratado personas cercanas a mí porque eran más accesibles. Una vez retratadas, en el caso del uso de lana, se descontextualizan bastante y se pierde un poco la referencia, pudiendo usar un caso particular como un problema universal y cercano a cualquier espectador, que se pueda ver identificado o reflejado en la pieza.

Ya en mi tesina abordé el uso del objeto cotidiano en la actividad artística contemporánea. Me interesa la historia, el uso y desuso que hay detrás de esos objetos que nos rodean diariamente, la poética que encierran; además de su carácter estético, que es algo que también me gusta resaltar. En algunos casos abstrayéndolo completamente de sí mismo, jugando con sus formas, color, volumen… y, otras, jugando con su significado, generando juegos visuales y metafóricos.

Respecto a los sentimientos… me interesa abordar problemas vinculados al sentir humano, sus emociones, sus estados y sus recuerdos.

La serie de acuarelas “estados de ánimo”, que empezaste ya en 2006, se componen de unos trazos sencillas, muestran sobre este un personaje solitario, que parece pensativo, puedes hablarnos cómo surgió esta serie? Qué significa para ti?

La serie Estados de ánimo surge a raíz de un ejercicio de mancha y línea, donde quería dar protagonismo a la mancha en un principio. En un inicio, había más manchas pero, buscando una mayor limpieza visual, comencé a trabajar con una sola mancha que generara un discurso. Poco a poco estas manchas comenzaron a ser algo más: paisajes. Éstos estarían habitados por un personaje, siempre el mismo, universal. Y nos hablarían de diferentes estados de ánimo. Acerca de este trabajo tengo un proyecto pendiente que sería crear un libro de Estados de ánimo.

¿Qué artistas te inspiran?

Chema Madoz, Brossa, Boltanski, Félix González-Torres, Eulàlia Valldosera… entre otros muchos.

¿En qué estás trabajando actualmente? Cuáles son tus proyectos futuros?

Actualmente estoy trabajando en el proyecto que tengo para Cuarto Público, No importa el final¸ el cual verá la luz el próximo 28 de noviembre.

Además, estoy trabajando en nuevos proyectos creativos.

Tienes un espacio que se llama Lápices ¿Cómo te decidiste a empezar Lápices? ¿Qué balance haces hasta ahora?

Lápices nace bajo la necesidad de generar un espacio de encuentro, de creación y creatividad. Tenía ganas de emprender un nuevo proyecto donde poder mostrar y acercar el arte y la creación en diferentes disciplinas a todo tipo de público.

Hasta ahora puedo hacer un balance positivo, aunque todos sabemos que los comienzos son difíciles.

Actualmente acabas de recibir el premio Cuarto Público estarás en la habitación 106, con el proyecto “No importa el final”, ¿puedes contarnos en qué consiste? Es tu primera vez en Cuarto Público, ¿qué expectativas tienes de la feria?

No importa el final pretende habitar el espacio a través de los objetos que lo contienen. Para ello, pido colaboración del público, el cual puede donar temporalmente un objeto que tenga una historia detrás (y que después les será devuelto). Se trata de dar visibilidad a esos objetos que nos acompañan en el camino, aquellos que guardan una historia, un recuerdo, un por qué. Con ellos, crearé un pequeño diario con esas historias, tratando de atrapar el recuerdo vinculado a ellos.

Cuarto Público me parece una iniciativa necesaria en el panorama artístico actual. Es una forma fresca, novedosa y cercana de dar a conocer qué se está haciendo en Galicia.

002

Estás realizando una exposición y subasta solidaria para captar fondos para los perros abandonados etc proyecto con el que estás muy involucrada, ¿qué puedes adelantarnos de este proyecto?

Sí, en diciembre verá la luz un nuevo proyecto que se trata de una exposición solidaria en Santiago a favor de AnimalAmes, una agrupación que nace bajo la necesidad de dar cabida a esos animales abandonados de los que nadie se hace cargo (de una forma digna).

Aún estamos definiendo la fecha de inauguración, pero será para en la primera quincena del mes de diciembre y el lugar será El Singulario, un café restaurante de la Calle Fernando III El Santo, que dispone de un cuidado espacio expositivo.

Entre los ilustradores con los que contamos están Paco Roca, David Pintor, Paula Bonet, Luis Dávila, Gogue, Nuria Díaz, Eva Rieiro, Naranjas y Zapatos, y un largo etcétera que merecerá la pena visitar.

La muestra cuenta con originales, en algunos casos prints, donados por los propios ilustradores, con la idea de venderlos a un precio asequible a cualquier bolsillo. Una buena forma de hacerse con una pequeña joya y colaborar solidariamente con Animalames.

Expones en A fábrica do Trece, podemos ver una selección sobre tus obras, ¿en qué consiste el proyecto?

“Estados de Alma” es una muestra individual en la que se puede ver una pequeña muestra de mis trabajos a lo largo de estos años. Fotografía, dibujo, intervención en pared y suelo… todo ello bajo el mismo discurso de cotidianidad, estados de ánimo, juegos metafóricos…

Destacar que la pieza “Cuestión de tiempo”, situada en las escaleras, busca la participación del público, el cual puede coger una pieza y llevársela. En ella encontrará una palabra relacionada con el recuerdo y la nostalgia.

Esta muestra puede verse en A Fábrica do Trece (un espacio más que recomendable) hasta el próximo 3 de diciembre.

 

Más información:
Web
Blog

Galería: