Señor Cifrián // Entrevista

Dia5e(serie62dias)

¿Quiénes formáis Señor Cifrián?

Esther Señor y Carmen Cifrián. El nombre del colectivo surge de la combinación de los apellidos de ambas.

¿Cuándo os conocéis y por qué decidís trabajar juntas?

Nos conocimos durante nuestro primer año de carrera cuando estábamos cursando Bellas Artes en la Universidad Politécnica de Valencia. Allí, comenzamos a realizar los proyectos de manera conjunta, dándonos cuenta que congeniábamos y nos complementábamos muy bien a la hora de trabajar. Así, en el año 2004 comenzamos a desarrollar nuestra práctica artística de esta manera y de un modo más profesional, aunando las habilidades y poéticas de ambas hasta formar el colectivo.

¿Qué creéis que aporta cada una de vosotras a las obras? Como colectivo que sois, tiene que haber una gran conexión a la hora de crear, ¿Cómo es vuestro proceso de trabajo?

Nuestra manera de trabajar surge de una manera muy natural y poco meditada dependiendo en todo caso del tipo de proyecto y cómo se va desarrollando. Por norma general no hay ninguna pauta preestablecida, participamos ambas de cada uno de los procesos y las tareas llegan a tergiversarse y confundirse.Desde el principio fue muy fácil, incluso cuando aún no nos conocíamos tanto. El hecho de trabajar en colectivo fue algo que elegimos nosotras y de lo que nos beneficiamos, compartiendo ideas y creando diálogos hasta sentirnos seguras de que lo que vamos a hacer nos funciona.

¿Qué artistas influyen en vuestra obra?

Cuando afrontamos un proyecto en lo primero que pensamos es de qué manera podemos materializar la idea para que ésta sea comprensible, sugerente y evocadora. Una parte fundamental dentro de nuestro proceso de trabajo es la experimentación, lo que hace que muchas veces encontremos formas de materializar las ideas imprevistas surgidas de todo nuestro imaginario. Nuestros proyectos están influenciados por muchas de las cosas que hemos visto, ya sean artistas plásticos, música, cine, libros de ilustración y diseño, arquitectura, fotografía, etc. Todo lo que nos rodea nos inspira directa o indirectamente en nuestra vida y por tanto en nuestra obra. Nos atrae el proceso de intervención en la obra de artistas como Carmen Calvo, el collage en la obra de Josep Renau, Martha Rosler o Hannah Höch, las asociaciones de Chema Madoz, y la obra de artistas que, aún perteneciendo a disciplinas artísticas muy diversas, nos interesan por su crítica, sensibilidad, belleza, simplicidad o por la experiencia estética que nos producen: Diane Arbus, Francesca Woodman, Lorna Simpson, Joan Fontcuberta, Marina Nuñez, Rosemary Trockel, Esther Ferrer, Gervasio Sánchez, Meret Openheinm, Jana Sterback, Cristina de Middel o Duane Michals.

En vuestro trabajo, los collages y los objetos encontrados son de gran importancia, como ocurre por ejemplo en Topiaria ¿Qué tipo de selección hacéis? ¿Donde los buscáis?

Para realizar la serie En Topiaria fue necesario realizar un herbario en el que primero recolectamos, prensamos y secamos diferentes plantas y elementos de la naturaleza que utilizamos como materia prima para la creación de las series Perenne o Fotogramas. Generalmente nos sentimos atraídas por elementos de uso cotidiano, precarios y accesibles. Estos elementos nos permiten generar diferentes asociaciones que transcienden de su función habitual y abren nuevas lecturas y resignificaciones.

Diario62DiasGanasteis numerosos premios, vivisteis en diferentes países (Finlandia, Canadá…) e incluso residisteis durante dos meses en Nueva York en 2008, donde realizasteis el proyecto 62 Días, un cuaderno de bitácora de vuestras experiencias allí. ¿Cómo influyó esta ciudad en vuestro trabajo? ¿Consideráis que vuestras estancias en otras ciudades han marcado vuestro trabajo de alguna manera?

Sí, pensamos que cada lugar en el que hemos estado ha marcado mucho el proyecto allí desarrollado ya que su creación está ligada a su contexto de realización. Es inevitable influenciarte e inspirarte en lo que te rodea. En el caso de Nueva York, 62 Días es un diario en imágenes que está compuesto por collages re-fotografiados donde la gente y elementos que en él aparecen, y que nos acompañaron durante el tiempo que allí estuvimos, son los que conforman y constituyen el proyecto en sí mismo. A su vez, Nueva York fue para nosotras un punto de inflexión en nuestra carrera profesional, acabábamos de terminar el Máster en Producción Artística y recibir una beca en ese momento supuso un gran apoyo, tanto económico como personal. Cada beca o cada premio recibido te da la posibilidad de trabajar de una manera más desahogada, permitiendo centrar tus energías en el proceso creativo sin el desgaste mental que supone la precariedad económica con la que muchos artistas afrontamos nuestra producción.

Participáis en Room Art Fair, ya no es vuestro primer año en ferias, ¿qué tal vuestra experiencia en ferias? ¿Que esperáis de este año?

Las ferias son, esencialmente, espacios en los que presentar propuestas artísticas en un contexto comercial, lugares destinados a la venta y al intercambio entre profesionales. A nosotras nos parece interesante la visión general que proporcionan, ya que nos permiten en poco tiempo y en un espacio físico condensado, una visualización rápida del panorama y desarrollo del mercado del arte; aportan visibilidad y a su vez propician establecer nuevas sinergias y encuentros entre coleccionistas, galeristas, artistas y diferentes profesionales del sector.

Y ya para terminar , ¿cuáles son vuestros próximos proyectos?

Ahora mismo estamos centradas en un nuevo proyecto llamado “Damnatiomemoriae” que estamos realizando gracias a la beca Casa de Velázquez, una investigación documental acerca del desvanecimiento de la memoria, la construcción del relato histórico y las “realidades” inventadas.

web: http://www.senorcifrian.com/