Las taradas

las taradas (15)

En esta edición de ARTNITCAMPOS nos hemos fijado en Las taradas, dúo artístico formado por Mariaema Soler y Marta Fuertes. Presentan un proyecto llamado Gula donde, como es habitual en ellas, tratan con humor los convencionalismos sociales y cómo influyen de manera individual, en este caso los relacionados con la comida. Se centran en la gula como pecado capital, en cómo el alimentarse, siendo una necesidad vital, tiene culturalmente tantas normas asociadas: hay que comer con moderación, también hay que evitar toda una serie de gestos considerados de mal gusto (hacer ruido, no cerrar la boca, etc.) Gestos que representan en alguna de las piezas de Gula, y en las que invitan al público a participar.

Hay que destacar que el trabajo de Las taradas está especialmente centrado en la mujer, sus obras tienen siempre una estética exageradamente “femenina”, remarcando los estereotipos de género, tema que también resulta central en su obra. En el caso de Gula, remarcan los límites de”lo aceptable” en cuanto a la ingesta de comida, y sus consecuencias, como se traduce en palabras sobre el cuerpo femenino: lorza, culona, celulítica… Considerando el culto al cuerpo en el nivel actual, en el que incluso la comida sana llega a ser una obsesión más.

Una de las cosas que nos parece más importantes en cuanto a la obra de Las taradas, es la presencia del humor. Lo que podía ser una obra crítica oscura y amarga, es en cambio un trabajo divertido, recordando que no hace falta tomarse a uno mismo demasiado en serio para crear una obra y conseguir la reflexión en el espectador. Rompiendo muchas veces ellas mismas el protocolo, de manera que no solo observan los convencionalismos sociales en general, sino los del mundo del arte en particular.

En su trabajo sobre las convenciones de género y relación con el propio cuerpo, habría que destacar exposiciones como “Las chicas mean colonia” o “Domestica-das”. En el primero, por ejemplo, descontextualizan y remarcan toda una serie de rastros naturales y artificiales que una mujer puede dejar tras su aseo diario. Unas veces dibujados y otros directamente reutilizados, como los vestidos creados con toallitas desmaquillantes usadas. Intentando llegar a cuál sería el concepto de la femineidad sin ciertos elementos accesorios.

Las taradas tienen ya una trayectoria de numerosas exposiciones tanto colectivas como individuales desde 2008 hasta hoy, podéis seguir su trabajo desde aquí y aquí

Galería: