Regina Silveira

regina silveira (23)

El trabajo de Regina Silveira nos desconcierta. Sus obras nos atraen y al mismo tiempo nos descolocan.

Esta artista brasileña trabaja básicamente con vinilos adhesivos que la mayoría de las veces están formados por patrones que se generan con un ordenador. Regina utiliza las tecnologías para conseguir su fin artístico: la manipulación de la percepción óptica y del espacio en el que se encuentra el espectador.

Uno de los temas más tratados por la artista tiene que ver con los objetos ausentes. Esta ausencia de objetos provoca sombras en las paredes o huellas de animales que ya no están, marcas que nos recuerdan algo que pasó en un instante pero que ya no queda nada.

Es característico en la obra de esta artista el uso de la anaformosis, una técnica utilizada ya en el renacimiento que consiste en deformar una imagen desde el punto de vista de la perspectiva, de modo que sea el espectador el que colocándose desde un ángulo adecuado encuentre la imagen correcta. Por lo tanto el papel del espectador también es importante ya que Silveira descoloca al público asistente mediante perspectivas imposibles y diferentes puntos de fuga haciendo así que la obra cambie dependiendo del lugar desde donde el espectador se encuentre. Sus obras desafían de este modo la realidad, la razón.

Tendríamos que hablar también de la relación de su obra con la arquitectura. Sus imágenes están pensadas concienzudamente para lugares concretos, ya sean obras públicas como fachadas de edificios o interiores.

Gone Wild está entre sus trabajos más representativos, realizado en el año 1996, la artista creó una obra site specific para el Museo de Arte Contemporáneo de San Diego. Estéticamente es un trabajo muy vistoso y atrayente. Silveira llenó el espacio con cientos de huellas enormes que se extendían desde el suelo hasta las paredes, la obra de la artista creaba un diálogo con la arquitectura del museo reformado por Robert Venturi.

Si uno de los temas de esta artista era la sombra también lo es la luz, como dependiendo del foco de luz, ésta modifica el lugar o el espacio que estamos observando. Podemos destacar sobre este aspecto tres exposiciones, una de ellas realizada en Madrid en el Palacio de Cristal y otras dos en Brasil. En ellas el centro del trabajo de la artista es una luz que lo inunda todo y modifica nuestra visión o perspectiva de un lugar.

Lo fundamental en el trabajo de esta creadora de espacios laberínticos es que mediante sus juegos de perspectiva, espacios y la elección de sus temas nos inquieta, nos descoloca, hace que sintamos emociones encontradas, que estéticamente nos sintamos abrumados frente a sus imágenes llenas de fuerza que a veces parecen sacados de mundos oníricos o incluso pesadillas.

Más información:
Web
Catálogo exposición

Artículo en My Modern Met

Galería: