Annette Messager

annette messager (8)

El trabajo de Annette Messager se acerca a la artesanía, y lejos del arte académico sus materiales son los propios de la vida diaria, utiliza cosas que tendría en su hogar, y desde sus inicios está vinculada con el arte feminista. Es una artista difícil de definir, ya que a lo largo de su carrera se ha interesado por diferentes temas y ha seguido diferentes caminos.

Por los materiales que utiliza, sus fotografías o su temática se ha dicho que mezcla el art brut, el arte conceptual y especialmente el surrealismo, con el que encuentra muchas afinidades. Además de gustarle las fotografías de Man Ray, también son muy importantes para ella, en cuanto al tratamiento del cuerpo, artistas menos conocidos como Claude Cahun, Pierre Molinier o Jacques-André Boiffard.

Aunque a primera vista parezca una mezcla de ideas muy diferentes, desde que esta artista francesa interrumpió sus estudios en pleno mayo del 68 nos ha ido mostrando en sus obras su increíble mundo interior. Messager está interesada especialmente en la infancia y lo fantástico. A lo largo de su carrera se ha estructurado en diferentes alter ego, que sin ser separaciones tajantes en su arte, nos pueden ayudar a comprender sus diferentes intereses y líneas de trabajo: Annette Messager, coleccionista (el más prolífico, con diferentes tipos de coleciones: anuncios matrimoniales, recortes, revistas, dichos…); Annette Messager, artista (relacionado con el mundo infantil); Annette Messager, mujer práctica (trabajo de la mujer); Annette Messager, tramposa (arte corporal).

En obras como Les Pensionnaires o Mes petites effigies Annette Messager nos muestra objetos cotidianos en su aspecto más perturbador, peluches descosidos y abiertos en canal, animales disecados…  En sus propias palabras: “el horror es un sentimiento muy importante en la infancia (…) es una de las formas en las que comprenden las contradicciones del mundo” y eso es precisamente lo que nos hace sentir. Vemos sus instalaciones con esos objetos que ella ha modificado a modo de talismanes tribales. Messager quiere resaltar que siempre hay algo de monstruoso en la vida cotidiana, la doble cara del temor y la ternura, algún pequeño misterio que nos marca. Su interés por lo fantástico y lo místico lo vemos también en obras como Mes Trophées o Les lignes de la main donde pinta diferentes símbolos sobre aisladas partes del cuerpo, a modo de exvotos.

También es representativo de su arte feminista Les tortures volontaires, donde muestra diferentes formas en que las mujeres se han sometido a modificaciones para cambiar su aspecto según la idea de belleza en diferentes épocas, mostrando cómo se ven de ridículos y agresivos con el paso del tiempo. En ese sentido se ha considerado una artista feminista y ha defendido que a las artistas mujeres se las veía a través de otra perspectiva. Por ello la utilización de la utilización de materiales familiares y la supuesta “falta de técnica” han sido una opción consciente.

El arte de Annette Messager muestra su gran sensibilidad, como el de su pareja Christian Boltanski, pero su diferente gama de trabajos y perturbadora temática en general hace que sea una artista que provoca sentimientos encontrados en el público.

 Mas información:
Wikipedia
Artículo elpais.com
Entrevista bombsite.com
Entrevista jca-online.com
Entrevista artessd.com

Anuncios