El fin del mundo en CASA//ARTE

Lourdes Cabrera

Lourdes Cabrera

En la feria CASA//ARTE hay espacio para los artistas emergentes. La Fundación en colaboración con PAC – Plataforma de arte contemporáneo han creado un proyecto comisariado por Óscar García García y Pablo Alemán: El fin del mundo. Los artistas que participan en este proyecto han nacido desde mediados de los años 70 hasta finales de los 80, utilizan técnicas muy diferentes, desde la ilustración a la escultura, y podemos encontrar desde la figuración y hasta la abstracción geométrica.

El proyecto artístico El fin del mundolo forman las obras de ocho artistas emergentes y se divide en dos secciones: un stand con el trabajo de Lourdes Cabrera, Alicia Herrera, Ignacio García Sánchez, Kaufman, Fernando Maselli, Carlos Maté y Eva Solano. Y una intervención artística especifica creada para la feria por Antonio R. Montesinos.

Un proyecto que plantea un “final del mundo” como lo conocemos hasta ahora, un llamamiento para reinventarnos. Cada artista deja ver un pequeño mundo alternativo al mundo que realmente existente. Algunos critican nuestros errores mientras que otros muestran soluciones o presentan utopías. Elementos como lo efímero, lo ficticio, la inocencia, la esencia, la abstracción, la reutilización o la búsqueda nos muestran el camino hacia un fin de ciclo del que debemos ser conscientes.

Desde una perspectiva emergente El fin del mundonos conduce a una lucha interior entre el orden y el caos, lo posible e imposible.

Lourdes Cabrera (Córdoba, 1979) muestra a través de su fotografía una visión enigmática y misteriosa en sus pasajes y desnudos. Un mundo atrapado y oculto por una serie de redes y entramados. Una mirada íntima donde diferentes elementos, como una verja o una simple sábana, dejan ver a la vez que ocultan.

Con Alicia Herrera (Madrid, 1983) el punto de vista único desaparece. Sus dibujos ofrecen una imagen multiplicada fruto de un juego de espejos mental. Un trabajo gestual y lleno de movimiento donde el espacio y el tiempo desaparecen. Alicia es una de las artistas pertenecientes a DEBAJO DEL SOMBRERO. Una plataforma de creación, investigación, producción, y difusión de arte para personas con discapacidad intelectual.

Los dibujos de Ignacio García Sánchez (Madrid, 1987) formalmente pueden relacionarse con las estampas históricas anteriores al desarrollo de la fotografía y con las ilustraciones explicativas científicas o de los libros de texto. Bajo esa apariencia formal infantil aborda una reflexión muy adulta en la que nos vemos reflejados.

La abstracción geométrica es la base del trabajo de Kaufman (Hitchin, Inglaterra, 1975). Una abstracción que bebe de la realidad más cercana y se nutre de la ciudad en temas y materiales. Con su desestructuración matemática de lo cotidiano ordena y transforma la realidad en figuras geométricas.

La fotografía de Fernando Maselli (Buenos Aires, Argentina, 1978) actualiza y revive un género tradicional como el bodegón. Naturalezas muertas muy vivas y llenas de actualidad, que reinterpretan su esencia. Sus paisajes inventados son fruto de la unión de fragmentos de muchas fotografías. Foto-collages de paisajes irreales creado a través de fragmentos de realidad.

Carlos Maté (Burgos, 1978) presenta una de sus esculturas perteneciente a “Las Flores del Mal” una interpretación del lado más oscuros de nuestra personalidad. Una planta de una naturaleza corrompida que se muestra amenazante y apocalíptica ante nosotros. La atracción que ejerce la belleza de lo oscuro en el ser humano.

Eva Solano (Sta. Cruz de Tenerife, 1974) en su obra viaja desde lo ficticio para reinventar la verdad. Sus obras están formadas por diferentes piezas de puzle que construyen y organizan un pensamiento camaleónico. Lo extraño y desconocido se disfraza de cotidiano.

Antonio R. Montesinos (Ronda, Málaga, 1979) será el encargado de realizar una intervención específica ex profeso para la feria. La obra formará parte de su proyecto Inopias, donde desarrolla una serie de maquetas de ciudades imaginarias realizadas con materiales pobres.  Un intento de pensar de otra manera el modelo de utopía que proponían los escritores clásicos. Una crítica a la utopía como modelo de orden y segregación. En la que se plantea un urbanismo imaginado “desde abajo” basado en procesos emergentes: lo lúdico, la improvisación, el juego, la mezcla, la reutilización.

Más información:
Vídeo: entrevista y visita a la exposición con Óscar García (comisario) y camilayelarte.com

Anuncios