Begmont

Begmont es el seudónimo de la artista gijonesa Belén García Montoya (1975). Esta artista licenciada en Bellas artes entre la Universidad de Salamanca y Sevilla, se dedicó durante bastante tiempo a la restauración y desde el año 1995 participa de forma activa en numerosas exposiciones colectivas, en ilustración de libros etc.

Begmont crea sus obras y las organiza en diferentes series, algunas de ellas  muy interesantes como: “De continuo”“MacGuffin”, “Confeti” o “Entre nubes”.

Por ejemplo, en su serie “De Continuo” (como la propia artista dice en su web), la obra se representa a modo de retablo, nos muestra diferentes escenas de la vida cotidiana, sentimientos y sobre todo estados de ánimo.

Otra de sus series, una de las más interesantes es MacGuffin: este nombre lo inventó el guionista Angus MacPhail y posteriormente su idea sería adoptada por Hitchcock en los guiones de sus películas, lo que significa MacGuffin es una pista falsa que distrae o sirve de telón de fondo de la idea que es verdaderamente importante, el verdadero hilo argumental. En el caso de esa serie el objeto son las cajas blancas que portan los personajes, que sirve de excusa para representar emociones o sentimientos.

Otra de sus obras, que sorprende, ya que no tiene nada que ver con la ilustración, es el proyecto “Centri-Fugados” realizado con Marianna Nieddu, esta obra está creada para hacer reflexionar y sensibilizar al público sobre el posible uso que podemos hacer de la vida de los objetos. El proyecto, como la propia artista explica, consiste en colocar en zonas verdes puertas de lavadoras, bajo estas puertas se plantarán semillas y así funcionarán como micro invernaderos, esto nos lleva a reflexionar sobre como un objeto puede ser reutilizado dándole un uso ecológico.

Begmont cuenta que de niña dibujaba todo el tiempo, que seleccionaba fragmentos de sus libros favoritos y sentía la necesidad de ilustrarlos, ahora de adulta esa necesidad infantil ha sido llevada a la realidad con la colaboración en la ilustración de diferentes libros, como por ejemplo “Deva y yo”.

En cuanto a un aspecto más técnico podemos hablar de sus influencias cercanas sobre todo al mundo del cómic, como se puede apreciar en elementos como los bocadillos o las onomatopeyas que aparecen en sus obras, incluso en el tipo de trazo con un contorno muy marcado, y sobre todo, unos dibujos muy rápidos que dan sensación de inmediatez, siendo muy expresivos. A  todo esto ayuda la gama de colores muy vivos, cálidos a veces, ácidos en otras ocasiones, y todo este aspecto técnico se olvida al observar sus obras que siempre tienen un contenido poético, en el que la artista habla de las emociones, los estados de ánimo, las reflexiones cotidianas de una forma muy cercana y natural.

Una de las obras de Begmont dice “Guardemos los sueños para cuando no los haya”, pero con las obras de esta artista siempre podemos tener un instante de irrealidad, de esperanza, ella misma consiguió hacer realidad sus sueños de pintar princesas, ahora princesas urbanas, mujeres reales con sentimientos, y emociones reales y como dice en otra de sus obras “Siento que no todo está perdido aún” porque lo que siempre se puede ver en sus obras tras los sentimientos de sus personajes es un poquito de esperanza.

Más información:
Web de la artista

Anuncios