Todd Hido

Todd Hido es un fotógrafo norteamericano, nacido en la década de los 60. Sus obras más populares son las fotografías nocturnas de casas de barrios residenciales, son similares a las zonas donde pasó su infancia. En ellas hay alguna luz encendida y habitualmente vemos una atmósfera cargada o llena de niebla que contribuye a acentuar la sensación de misterio. Es muy importante para él que haya alguna luz porque eso insinúa que hay alguien dentro y nos hace pensar en su vida. De este modo la imagen no es sobre el edificio en sí que estamos viendo, sino sobre lo que nos sugiere su interior. El propio fotógrafo comenta como en algunas de las casas hay encendidas dos luces y lo que le llevó a fotografiarlas es que le hizo pensar en que en cada una de esas habitaciones habría una persona sola y la razón de que no estuvieran juntas.

Para estas imágenes Hido hace capturas de larga exposición, de entre 4 y 10 minutos, y no usa ningún tipo de iluminación artificial. Recorre las calles en su coche sin una idea preconcebida para la foto hasta encontrar la adecuada, cuando la ve, monta su cámara y no pide permiso a los dueños. Suele usar un formato vertical para que en la imagen se vea una sola casa, y usando el espacio vacío del cielo o el suelo, para acentuar así con el encuadre la idea que nos quiere transmitir. Alguna de sus obras se ha usado como portada para libros de Raymond Carver, con quien el fotógrafo reconoce que comparte una afinidad temática.

En esta idea de la invasión de la intimidad y la reflexión sobre la soledad y la vida urbana, lo relacionamos con fotógrafas como Shizuka Yokomizo o Michele Iversen. Ambas tienen series fotográficas de personas a través de sus ventanas, tomadas desde el exterior, Yokomizo con permiso, e Iversen sin él. Pero ambas tratan el tema de la vida vista desde el exterior de nuestras casas. Si hablamos de referencias no podemos olvidar la más importante: Larry Sultan. Este fotógrafo fue su mentor en la California College of Arts de San Francisco, además de amigo personal. Comparando sus fotografías podemos ver ciertas similitudes.

Pero no todo son exteriores nocturnos en este fotógrafo, también tiene series de interiores y de retratos. En sus interiores ha fotografiado desde espacios de su infancia a anónimas habitaciones de hotel. Estos espacios suelen estar vacios, a Hido le interesa lo que las paredes dicen de lo que allí ha ocurrido, hablan del hogar o el drama familiar. Lo que tienen de particular las habitaciones de hotel es que Hido busca espacios vacíos pero que tengan algo de carácter, que se noten gastadas por el uso. Como él mismo dice en las entrevistas, estas habitaciones se pueden fácilmente modificar para que den la sensación de ausencia o vacío, simplemente cambiando cortinas o quitando objetos. Transmiten enseguida esa impresión de soledad y melancolía. Muchas veces es en estos espacios donde muchas veces retrata a sus modelos, y por esto se le ha comparado con Hopper.

Por último, señalar que el propio fotógrafo está totalmente involucrado en la edición de sus libros. Mucho más que las exposiciones, que al ser temporales y depender de varias personas a la vez, tienen un resultado más efímero. Hido revisa cuidadosamente y selecciona que obras va a usar, fijándose en lo que transmiten las diferentes yuxtaposiciones de fotografías. Considera los libros una parte más de su obra y se implica en todo el proceso.

Más información:
Web de Todd Hido
Stephen Wirtz Gallery
Bruce Silverstein Gallery
Vídeo entrevistas: 1, 2.
Vídeo: conferencia de Todd Hido en el George Eastman House.
Entrevista en ahornmagazine.com

Anuncios