L. S. Lowry

Lowry es un pintor inglés muy interesante, aunque en España es casi un desconocido.

Laurence Stephen Lowry nació en 1887 en Manchester, cuando  tiene 12 años, su familia decide mudarse, por problemas económicos  a Pendlebury que  es una ciudad industrial, su paisaje lleno de talleres textiles, fábricas y chimeneas será después dibujado por Lowry en sus cuadros más representativos.

Lowry fue hijo único,  después de la muerte de su padre en el año 1932 tiene que hacerse cargo de las deudas dejadas por este y los problemas psicológicos de su madre.

Este artista inglés se dedicará durante el día a trabajar cobrando alquileres y cuidando a su madre y durante las noches pinta. De esta época son sus retratos de la serie “cabezas horribles” en ellos  podemos observar que hay una gran influencia del estilo expresionista.

En sus retratos aparece también la famosa figura de Ann, para muchos estudiosos de su obra Lowry pintaba los cuadros de Ann, que sería una mujer ideal, una mujer inexistente. Los retratos de Ann se repiten a lo largo de toda su vida.

Los comienzos de Lowry fueron bastante duros, en un primer momento sus obras no eran muy apreciadas, eran consideradas naif, sin embargo sigue trabajando y pintando por las noches, participa en alguna exposición colectiva hasta que en 1939 consigue su primera exposición individual que tendrá bastante éxito, en ella llega a vender 16 obras, una de ellas será comprada por la Tate.

Sus cuadros más representativos son los que recrean el ambiente y las calles industriales de Inglaterra del Norte, sus paisajes industriales abarrotados de una multitud de gente que van de un lugar a otro, movidos como por inercia, además destaca también de sus pinturas la falta de fenómenos meteorológicos en la mayoría de sus paisajes, lo que a veces lleva al espectador a una sensación de ensueño.

Sus figuras fueron definidas por los estudiosos de su obra como hombres cerilla, debido a lo abstracto de su representación, sus figuras suelen ser grupos, multitudes que caminan sin saber muy bien a dónde se dirigen, son protagonistas de la obra pero al mismo tiempo, al observarlos son seres anónimos de los que no podemos sacar ni un ápice de información.

Sus obras no son realistas, el mismo afirma que “la mayoría de sus paisajes son compuestos, inventados: parte real y parte imaginaria… trozos y piezas de mi localidad, ni siquiera sé que las pongo, surgen por sí mismas, como sueños”.

Lowry murió a los 88 años de neumonía, después de su muerte salieron a la luz una serie de obras eróticas que también tienen una gran importancia artística, sin embargo por lo que siempre será reconocido este artista es por recrear la vida industrial que estaba emergiendo en la Inglaterra de su época, aunque no de forma realista, sino de una manera muy personal.

Al  observar su obra no puedo evitar pensar en el artista Giorgio de Chirico, formalmente no tienen nada que ver, sin embrago cuando observas las obras de ambos artistas no puedes evitar tener una sensación de sueño, de unas ciudades que vacías o abarrotadas de gente están en aparente calma, pero en cualquier momento esa calma se romperá y ocurrirá algo.

Lowry y la pintura de la vida moderna es una exposición que se va a inaugurar en Junio de 2013 en la Tate. Podremos ver las obras de este magnífico artista, que en un primer momento no obtuvo el reconocimiento que se merecía y que en las entrevistas que le hicieron en los últimos años de su vida reconocía que  su única pena era que su madre no hubiese llegado a verlo convertido en un artista reconocido, ahora es el momento de darle una especie de segunda oportunidad y que en esta exposición el público  que no lo conoce descubra su obra.

Links:
Wikipedia
The Lowry
Lowry Collection
Documental sobre Lowry (con Ian McKellen)
Vídeo Looking for Lowry
Vídeo (exposición en The Lowry hasta el 28/10/12)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios